Vuelos clandestinos


Cómo olvidar esos aplausos anónimos de nuestros aterrizajes forzosos? Cómo podrían olvidar mis manos tus piernas incomensurables, dónde cada recorrido era primera vez? Cómo olvidar tus alucinaciones, si me es imposible olvidar como me hacías alucinar? Imposible es una pobre palabra al lado de todo lo que perdí, un hada mágica que como un arcoiris…

Ulmo


Tus brasas son eternas, aunque tu amor haya sido sólo el primer segundo de mi eternidad. Ese amor me hizo arder por dentro y tu brasas aún me queman, es cosa que sople el pequeño vientecito de tus recuerdos y cómo arden; ese aroma a asado soy yo a fuego lento. Eres mi ulmo, sin…

Kyrie Eleison


Ten piedad de los pecadores, porque ellos te buscan en la Oscuridad. Ten piedad de los ladrones, porque ellos te buscan en lo ajeno. Ten piedad de los asesinos, porque ellos te buscan en los cementerios que llenan. Ten piedad de los mentirosos, porque ellos te buscan en sus poemas malditos.

La caja de galletas


Cada vez que meto la mano dentro de la caja de galletas siento unos dedos largos y ásperos, las galletas para perros que tanto gustan a mis cánidos. Esa sensación la he odiado siempre. Esta vez cometí un grave error. Metí la mano sin encender la luz, y a través de esa oscuridad aquellos dedos…

Sueño Interruptus


Tus delirios son, son como mayonesa, cuyo bálsamo da sabor a mis días. Tus pestañas son, son de fresa y sus caricias de terciopelo, que ponen celosas a las mariposas. Tus entrañas de fuego, oh sí, son el mágico crisol de mis sueños.

Mujer imaginaria


Tú, mujer imaginaria, haz hecho de mi vida real una vida compleja, con tus besos imaginarios bien acompañados de caricias imaginarias en una cama en solitario. Mujer imaginaria, qué pretendes de mis complejos? No te basta sólo sucubizarme de forma imaginaria? Tus orgasmos imaginarios que no tienen fin, tampoco tienen piedad de mi. Cada día…

Caminante no hay camino


Está oscuro, tan oscuro que los ojos cerrados son más luminosos, seguro que te habrás dado cuenta que si los aprietas ves unos pequeños relámpagos, y por eso te digo que son más luminosos. Creo que mejor nos ponemos de rodillas, porque ya no toco el camino y no sé si estamos frente a un…

Gotic


Calaveras sin permiso, entre esquinas oscuras, con tacones torcidos que no saludan ni sonríen. Calaveras de cuellos espigados que danzan quebradas, mientras las niños corren y huyen por sus vidas. Calaveras de mentiras, febriles y delirantes, que no se rinden ni sonríen, sólo calaverean.

A una mano


Sin sentido, ni pasión ni dolor. Sin tinieblas en la luz, ni dulces de esperanza. Así, una madrugada tras otra, luego de atardeceres acuosos. Pobre del gallo afónico, que ve mudo al Sol ir y venir, de levante a poniente. Así de solo.

Lobo fanático


Oh fanatismo, cegado por la ignorancia e iluminado por la ambición, de todas esta es la peor combinación. Tiene ojos para ver y no ve, tiene oído para oir y no escucha, pero tiene una bocota grande para comernos mejor. Leñador ven pronto a rescatar a tu abuelita.

Perversiones


Poeta pervertido busca, busca a musa pervertida para proyecto pervertido. Reunión en lugar pervertido con juguetes pervertidos y usos inombrables. Recomendaciones pervertidas SSC y NSFW. Uso de lenguaje pervertido con fotos pervertidas y dress code pervertido. Premios por nuevas perversiones y espirales perversos. Para todo lo demás use Mastercard.

Oceánico


Respiración, respiración, respiración y nada. Como una pequeña luz en la oscuridad, una imperceptible sensación de calma comenzó a llenarlo todo y luego como si hubiera una inundación me licué en ese todo. Brisa, viento, frescura pura en el vasto océano del tiempo y allí licuado, abrí los ojos en ese mar, yo era el…

Un asunto entre reinas


Cuando la reina Blanca murió a manos del hechicero cruel, la reina Negra, su amante secreta, supo qué hacer, nigromancia, nigromancia. Urdió entonces un malévolo plan contra su rey, y forjó un callejón hacia el vórtice de la tiranía y allí cuando el peón Blanco lo cruzó, regresó como la reina que siempre fue. Pero…