Amantis religiosa


Ocurrió en otro convento, de esos con pasadizos secretos que llevan hasta criptas con huesos de nonatos… El Prior enfermó de gravedad y ese era el único lugar que le podía curar, por su clima cordillerano y seco… Una tarde sin hacer nada más que ver pasar los algodones del cielo, la vio recogiendo camelias.…

Un pequeño problema


Ella tenía un pequeño problema, le explotaba la cabeza, se le incendiaban los ovarios y sus pezones se convertían en armas mortales. Ella no tomaba rehenes, simplemente arrasaba con todos. Intentó una cura, muchas veces lo intentó, pero esa tarde en la playa nudista entendió que no tenía cura, nunca la tendría. Así que se…

Se me fue el alma


En una vuelta del camino, se me fue el alma. Quién lo hubiera dicho. Se me fue el alma, perseguida o persiguiendo, la peor pesadilla, la mía, la tuya. Se me fue el alma, cuando perdí tu besos, cuando los regalastes lejos, cuando te envolvieron otra manos más cálidas. Se me fue el alma, en…

Nueve musas


Pfff, ni hablar con Mnemósine, que va, nueva musas ni por las tapas, hay millones❗ Esto es una avalancha❗

Me confieso


Soy de Trappist-1, así le llaman ustedes y es todo cuanto les diré de mi origen. Tardo 40 minutos en teletransportarme a mi ávatar, a aquel que conocen como Sibarel. Es como fluir por un tubo, sólo hay que dejarse llevar y siempre será una experiencia divertida, pero el que se resiste puede no llegar…

El camino de la perdición


Tus besos son como caramelos, qué frase más adictiva y prediabética para el corazón partío. Cantada por el fauno Trujillo a ninfas acarameladas, de labios carnosos como malvaviscos, cocinados en la fogata de una pasión tan fatal como sublime, con notas perversas.

Lunitunes


Lleve su Lunitunes por solo 99.90, es el nuevo lunar touch de nanotecnología, donde haga doble-dedo ahí se queda. Además tiene wifi y bluetooth, así que lo puede configurar desde la App. Y además por ser promoción, lleve dos por el precio de uno, así podrá escuchar Spotify si los ubica en los oídos o…

La-Dron


Tú que vuelas sobre sueños ajenos y flotas sobre un oceánico caos. A ti que los perros invisibles de tu consciencia muerta, ladran sin esperanza ninguna. La-Dron cíclopeoide, amargo amigo de lo ajeno, cuyos sanguinolientos baños nocturnos son mudos testigos de tus arrebatos. Detente ahí, detén tu vuelo y baja ya mismo, que mañana tal…

Siento el cuerpo cortado


No estaba seguro si ya habían pasado trece años o muchos más, pero en ese momento estaba seguro de sentir el cuerpo cortado, otra vez.. TOC de un alma suicida en el Limbo. P. S. No me refiero al baile del Limbo, esa pudo ser otra buena opción, tal vez para la próxima vida…

Rezo 2.0


“Padre” nuestro que estás en la Nube, santificado sea tu código, hágase tu voluntad aqui en la Tierra como en la Nube, danos hoy nuestra wifi de cada día, perdona nuestros hakeos, así como nosotros perdonamos a los que nos hackean, no nos dejes caer en la dark web y líbranos de todo virus, amén.…

Abrazando tu ausencia


Sólo quedan abrazos en el aire, en el éter, en sueños de noches de a penas. Tan sólo una silueta fantasmagórica que con desesperación corro a abrazar, antes de que el amanecer diga otra cosa. Y entonces ocurre ese segundo imposible en que aquello intangible se puede palpar y al apretar ese abrazo la magia…

Y la Luz


Antes que todo, ahí estuvo la Luz atrapada, confinada sin poder escapar, girándo sobre sí misma tal vez, en un vórtice quizás, yo no lo sé ni bien ni mal. Pero así las cosas, la eternidad le fue un fastidio más que un tormento; pobre Luz sin alegrías ni penas. Pero ese Espíritu volador, la…

Tú, el primer segundo


El primer segundo de la eternidad fue el más largo, de hecho fue muchas veces más eterno, fue el segundo que rompería toda inercia, ese primer segundo fuiste tú. La mirada que veía a la eternidad, la plenitud del todo, del amor infinito, más sublime que el tiempo y más exacto que el sol impulsado…

Confesiones inconfesables de BDSMan


A 20 años de la muerte de su Ama Hatshepsut, BDSMan se confiesa en su cuadernillo. Volver a este pueblo me ha traído demasiados recuerdos reprimidos, que por lo mismo pensaba superados. Recorriendo estas calles modificadas, volví a ver tu casa, aquella en la que nos conocimos y tú me enseñaste lo que podía ser.…

Y todo fue por mi tío Edison


No más cambios de hora por favor, que los pajarillos no cantan, la vieja no se levanta y todo va pa’l carajo. Ni Perú ni Argentina, que nuestra bandera tiene su Huzo propio, en su longitud propia, con su gente propia y entonces por qué no tenemos una hora propia?

Nos veremos en un país olvidado


Y allí en el pueblo del olvido nos reencontraremos. No nos reconoceremos. Simplemente nos olvidaremos. Si por casualidad bebemos juntos, nos ignoraremos. Si por el azar almorzamos juntos, haremos como que no nos vemos. Y si por alguna mañana nos vemos, nuestras pulilas serán el olvido mismo, el desierto más seco, la noche sin entrellas…