Conclusión Erótica


Después de mucho pensar… he llegado a la conclusión que el bendito pezón es la guinda de la torta… Hummm, bueno el clítoris también podría ser… hummm. OK, las tortas grandes tienen tres guindas, listo.