Del dicho al hecho, cuanto dilema


Si amas a alguien, déjalo ir. Si vuelve a tí es porque es tuyo y si no, es porque nunca lo fué.
Y si no se va? Tampoco ha vuelto.

Anuncios