Juguemos a la granja


– Y cómo se juega eso?
– Fácil, tú plantas el rabo y yo lo cosecho.
– Segura qué no es peligroso? No?

Anuncios