Huevos preñadores


​Una taza de leche.

Un río de leche.

Lluvia de leche.

Y ahora sentarse a esperar.

Anuncios