Experiencia Senil


Cuando el Conde Bloodimir aún vivía se levantó al alba y regresó al rato después mascullando lo fuerte que estaba el sol ese día.

Krak lo miró y pensó: “a todos nos llegará algún día”.

Anuncios