Perdido en un bosque


Mientras caminaba con mi guía por un olvidado bosque de Lemuria, encontramos una serpiente recta como un palo, que daba vueltas cómo loca.

– Regresamos ahora.

El pobre hombre tiritaba entero.

– Por qué? Qué le pasa a la bicha?

– Es un pancubo, si se da cuenta de nosotros estaremos perdidos.

No alcance a preguntarle nada más, cuando lo ví con la serpiente atravezada en la boca y girando como loco.

El horror de esa imagen me hizo correr sin parar, hasta salir del bosque.

Desperté todo sudado, y fue entonces cuando me atrapo el pancubo, ains.

Anuncios