Las Constelaciones de Lunares son algo Celestial


Pedro N. fue un destacado pintor que se hizo famoso al pintar el mapa de las constelaciones de lunares de sus modelos desnudas. A estos lunares les dotaba de atributos de estrellas y armaba unas maravillosas constelaciones.

Los nombres de sus cuadros los daba según las dos presencias más importantes que él se podían apreciar. Sagitario cazando a Orion, El Beso de Piscis, toda una infinidad de obras maestras que lo llenaron de fama y orgullo hasta que falleció.

Su hijo Juan N. pudo estudiar injeniería gracias al éxito de su padre y quiso llevar las cosas aún más lejos.  Desarrollo un tipo de escaner qué en cuestión de 3 minutos generaba todo el mapa de constelaciones de lunares de la modelo, pero además los referenciaba a coincidencias con estrellas reales y pintaba según sus caracterísiticas.

El exito se repetió, ahora todos querían tener sus propios mapas de constelaciones para lucir en casa, fue grito y plata.

Un buen día llegó un pordiosero, o al menos eso le pareció a Juan.

  • Señor, quiero que autentifique mis lunares.
  • ¿Cómo?
  • Quiero que me escanee con su máquina e identifique las “constelaciones”.
  • Ah, claro, pero mire yo cobro 300 dólares, ¿los tiene?
  • ¿Nunca ha hecho un favor a alguien?

Juan quedó perplejo, pensó, Va qué más da, 5 minutos y me deshago de este tipo.

  • Bueno, mire, deje sus ropas allí. No toque nada, no quiero perder más tiempo limpiando.

Cuando el scanner terminó, el procesador de constelaciones se volvió loco. Los minutos empezaron a correr y Juan a preocuparse.

Diez minutos después la pantalla se iluminó para gran sorpresa de Juan. Todos los lunares pertenecían a alguna constelación conocida, y el prompt del proceso decía “Perfect Match, 100%”.

Lo que Juan no vió, es que además indicaba un punto de observación fuera de la Tierra, pero es que en ese momento ya nada más tenía importancia.

Al volverse a ver al “pordiosero”, vio a un ser de luz, perfecto, ante el cuál simplemente se arrodilló.

  • Perdóname Maestro.

 

 

 

 

 

Anuncios