La investigación


Todos los días el comámbulo se levantaba a hacer una rutina rara.

Si alguien le interrumpía entonces volvía a la cama y al coma.

Era todo un misterio. Así que lo llenaron de sensores, pero en esas condiciones se mantenía en coma y no se levantaba.

Su sonambulismo era todo un misterio. Y su rutina muy compleja; varios miles de horas de vídeo fueron estudiadas por cientos de científicos.

Uno de ellos se dió cuenta que estaba construyendo un objeto y luego de meses de investigación le mostró a sus colegas la forma aproximada del mismo. Todos se sorprendieron, pero no fueron capaces de entender qué era.

Acudieron en masa dónde el comámbulo y comenzaron a discutir el asunto. El sonámbulo se detuvo, los miró, sonrió y luego apretó un par de piezas más.

– Vieron eso? Parece estar consciente.

El comámbulo apretó un botón en el aire y murió.

Todos se asustaron. Corrieron a auxiliarlo, pero era terminal.

En tan solo 1 minuto el comámbulo ya no les importó más. Otra terrible noticia les quitó el sueño a todos. La Luna había explotado.

Anuncios