Trato?


– Padre?

– Dime hijo?

– Es verdad que la vida es puro sufrimiento.

– No, para nada. Sufres si haces mal las cosas o por ignorancia, pero si aprendes y las haces bien pues disfrutar de una maravillosa vida.

– Sería tonto entonces hacer mal las cosas y sufrir, si yo viviera lo haría bien.

– Entonces quieres bajar a la Tierra?

– Si Padre.

– Hecho, ya estás en camino.

– Pero antes díme cómo es que debo hacer bien las cosas?

– Pues nadie sabe, ese es el misterio de la vida. Si logras regresar algún día, espero me lo cuentes. Buen parto! A veces eso también falla.

Anuncios