Extravaganza


Esa gota fue la causa del fuego ardiente que los consumió en su erotismo libre, espontáneo y perverso.

Exquisita extravaganza de amantes de sus esencias mezcladas en suspiros, giros y lamentos delirantes.

Esa gota que no dejar descansar.

Anuncios