Yo soy el de la boca abierta


​El guiño perfecto, cuando ella cierra un ojo lento, sin dobleces y sin mover el otro párpado. Perfecto.

Se detiene Mi Universo.

Anuncios