El cadáver que respira


Él ya estaba muerto, solo que su cuerpo no se había dado por enterado.

Seguía respirando como los vivos, pero si ver la realidad.

Su mirada angustiosa no era más que un sublime recuerdo de quien alguna vez habitó ese lugar vacío.

Anuncios

2 comentarios en “El cadáver que respira

Los comentarios están cerrados.