Lo Vásquez Gris


Los peregrinos huyeron sin remedio luego de ver a un alien gris gateando hacia la Virgen.

En ese momento nadie pensó que fuera un alien, lo entendieron después cuando repasaron las grabaciones celulares.Muchos pensaron en algún tipo de engendro diabólico y simplemente corrieron por sus vidas.

El pobre alien tuvo una enfermedad incurable para su mundo y, estando en su puesto de observador anónimo en Chile, se sorprendió de nuestra tradición religiosa. Luego, sus deseos de vivir le hicieron rogar la Virgen su cura a cambio de una manda.

La sorpresa extraterrestre vino al mes siguiente cuando nuestro amigo gris se curó milagrosamente. Sus pares rechazaron el milagro y finalmente lo expulsaron de su sociedad por difundir ideas “peligrosas”.

Ahora el gris vive escondido en la Tierra, pero una manda es una manda.

Anuncios