La Noche Fría


Él era el último en salir de la estación del metro. Ya estaba todo cerrado y vacío.

Mientras subía por la escalera mecánica, escuchó unos ruidos mecánicos cómo si todo se fuera a derrumbar.

Los escalones mecánicos se giraron cual moledora de carne y engulleron al pobre tipo. Nada quedó de él y todo volvió a la normalidad.

El sonido de un carrito de la limpieza se escuchó venir desde lo alto. Traía abundante agua para limpiar todas las manchas de sangre.

– Buenas noches, Noche Fría.

Anuncios

2 comentarios en “La Noche Fría

Los comentarios están cerrados.