El coleccionista de humanos


– Y cuál es el afán de coleccionar humanos?

– No sé. Creo que simplemente me divierte ver cómo cambian de color al Sol.

– En serio, cambian de color? Jamás lo había notado.

– Ya. Pues claro, lo que pasa es que no es inmediato. Mira, si de golpe los dejas mucho rato se vuelven de color rojo y se ponen muy chillones.

– Rojos?

– Sí. Pero si los pones de a poquito cada día y vas aumentando gradualmente, se ponen más oscuros.

– Vaya, ese sí que es un descubrimiento interesante. No recuerdo otros animales de la galaxia con semejante comportamiento, que seguro los hay pero no recuerdo.

– Cómo sea, a mi me divierten y por eso los colecciono. La próxima semana me llega un pedido nuevo, y si te interesa te puedo mostrar cómo se ponen rojos.

– Vale, que divertido, me anoto.

Anuncios