Sanatorio: Usted no tiene un monóculo


Nunca debí ponerme ese monóculo… Ahora está adherido a mí.

Y el ojo del monóculo ve la otra realidad, aquella que nadie quiere ver.

Anuncios