Su pie


De blancura exquisita, acariciado por el aire y envidiado por las nubes.

Es una tentación.

Desata mis todas perversiones.

Creo que es por culpa de sus uñas rojas como mi sangre que ésta se revoluciona así de febril.

El embrujo del Hada de las Nubes no para ni se detendrá nunca, pues su pie mantiene mi sombra prisionera.

Anuncios