Tchupalah y LGBT


La comunidad LGBT vió en Tchupalah a su deidad perfecta, precisamente por ser hermafrodita.

Así que realizaron un aquelarre de la reinvidicación y lo convocaron para entregarle su petitorio.

Básicamente el asunto era lograr que en la reunión milenaria de todos los dioses se reconociera la naturalidad LGBT legítimamente.

Por supuesto que Tchupalah aceptó, no sin antes cobrar sus sacrificios ritualísticos, a lo que todos accedieron de perogrullo.

Realizada la reunión de todos los dioses, Tchupalah certificó como deidad primigenia la naturalidad LGBT y que la dicotomía de la sexualidad no era otra cosa más que una consecuencia del Pecado Original. Este punto fue en verdad trascendental pues puso en contexto la antigüedad y veracidad de los hechos.

El conjunto de dioses a probó y legítimo todo.

El único grupo que se abstuvo de estás votaciones fue el presidido por Cthulhu, ya que cómo él mismo señaló al ser el más antiguo, en su época la sexualidad ni siquiera era tema, y para ellos no tiene trascendencia alguna.

Anuncios

2 comentarios en “Tchupalah y LGBT

Los comentarios están cerrados.