El último recorrido


El chofer del bus llevaba 9 horas sin dormir y esa curva del acantilado se lo llevó directo al mar.

Todos llegaron nadando a una orilla dónde les esperaba el.barquero Caronte.

  • Pasajes, dénme sus pasajes!

Uno a uno los pasajeros le entregaron su pasaje y él los cruzó.

Al final estaba el chófer quién se excusó por no tener un pasaje.

  • Tienes monedas?
  • No.
  • Y cómo pretendes cruzar entonces?
  • Se lo pago después.
  • No existe eso.
  • Y si le traigo más pasajeros?
  • Puedes hacer eso?
  • Si me regresas sí.
  • Si no cumples tu palabra tu sufrimiento será eterno.
  • Yo cumpliré. Cuántos quieres?

Hicieron un pacto maldito, y así el chofer por cada recorrido dormía a sus pasajeros y se deshacía de unos cuántos.

Anuncios