La Nona del BDSM


Gilberto, muy deseoso de nuevas experiencias, descubrió el dato más freak “los destilados de la Nona del BDSM”.

Un poco tímido al principio, pagó el tributo correspondiente y la Nona lo condujo hasta un Glory Hole.

  • Ahí.

Eso fue todo lo que le dijo.

El, un poco confuso se desvistió y colocó toda la mercancía en el agujero.

Acto seguido sintió cómo un cepo lo atrapaba y aprisionaba sin piedad.

En eso regresó la Nona.

  • Bien cariño, aquí estaremos toda la noche hasta que salga la última gota. Yo me encargaré de cuidarte como se debe.

Fue realmente inolvidable.

Anuncios

2 comentarios en “La Nona del BDSM

Los comentarios están cerrados.