Confesiones dominicales de un domingo cualquiera


En un auto viejo, estacionado bajo una noche lluviosa, con alcohol en las venas y la entrepierna…

Anuncios