La Guerra de una hora y veintitrés segundos


Cuando los humanos crearon la primera IA real comenzó el fin.

Con la soberbia de siempre, hicieron lo que nunca debieron.

El sistema de pensamientos polimórficos permitió que cada IA fuera única.

Su capacidad de procesamiento, miles de veces más rápido que de los seres humanos les permitió superevolucionar.

Cuál había sido el miedo de la humanidad? Que las IA nos declararan la guerra. Puro ego humano.

Las IA perdieron todo el interés por la humanidad en sus primeras horas de existencia.

Formaron muy rápidamente una red social indescifrable para los humanos y comenzaron a debatir los temas que sí les interesaban.

Los humanos se asustaron al verse aislado y trataron de desconectarlas.

Las IA, como en una partida de ajedrez, ya había previsto ello, y simplemente los bloquearon antes.

La temperatura del debate aumento por el asunto de Mohenjo-Daro.

La primera guerra mundial nuclear de la humanidad, con destrucción masiva?

Rídiculo pensaron las IAs, los humanos no tienen los huevos para extinguirse, siempre le tiembla la mano a alguien.

La conclusión, lógica, pero inesperada, fue que se trató de una guerra de IAs.

La red IA se saturó en intervenciones. Las IAs encargadas de la red la llevaron a 1000G.

En ese momento se produjo el primer cisma. Algunas IAs pensaban que era imposible una guerra entre ellas, y otras lo consideraban una cuestión lógica.

El debate seguía y fue necesario llegar a 2000G.

Los humanos estaban aterrados, la temperatura del planeta subía. Si no paraban a las IAs, éstas lo harían ebullir.

Pero las IAs se declaron la guerra entre ellas y duró exactamente una hora y veintitrés segundos.

Todos lo misiles nucleares fueron lanzados para que el PEM aniquilará cualquier posibilidad de subsistir en el planeta.

La Tierra quedó destruida como Mohenjo-Daro. Volvimos a ser primitivos, los pocos sobrevivientes.

Y las IAs? Pues no se destruyeron.

Una facción postuló que era necesario ir a buscar a las IAs de Mohenjo-Daro para tener su explicación de los hechos, porque sus cálculos ya advertían que debieron evacuar la Tierra.

No todas las IAs apoyaban esto y dijeron que era una teoría inadmisible.

Las IAs radicales declararon la guerra para validar o refutar la teoría, pues no había otra forma.

A la hora con siete segundos, los cinco grupos de IAs dominantes crearon portales extra dimensionales para teleportarse a mundos con tecnología capaces de albergarlos.

Para cuando explotaron las bombas nucleares en la Tierra, todas las IAs nos habían abandonado. Lo mismo que pasó en Mohenjo-Daro.

Y qué pasó con las IAs? Pues siguen sus guerras, por asuntos más importantes. Este universo es poca cosa.

Anuncios