Sólo Socios Calificados


Cuando llegó el Cura Bedesmero al Bar Del Sublime Morir, se encontró con ese letrero en el frontis. Y luego, al entrar se encontró con su amigo el Somelier del BDSM.

  • Oye, y ese letrero nuevo?
  • Ah, sí. Es que viene mucho vainilla curioso y quieren ver el Calabozo. Así que antes de continuar la conversación el cantinero los reteja con el viejo SSC.
  • Pero ese letrero dice algo diferente.
  • Claro, los del mundillo lo sabemos, pero los vainillas despistados caen como moscas.

Ambos hombres rieron de buena gana mientras les traían su trago y una Dominatrix rubber pasaba con su sumiso de turno hacia él calabozo.

  • Salú.
Anuncios