Ni Dios lo sabía


Al salir de su casa vió el infierno en la Tierra. Edificios al borde de la destrucción. Demonios por doquier, enfermando a la gente.

Él único que veía está realidad era él. Le costó tres años de terapia aprender a vivir así, mintiéndose y mintiéndoles.

La única diferencia entre él y los otros, era que había vencido a su demonio, aunque le había costado muy caro.

Su deformidad era espantosa, pero como todo lo demás, sólo él la veía.

Y Dios?! Qué pasa con Él?!

Anuncios

4 comentarios en “Ni Dios lo sabía

Los comentarios están cerrados.