La felatriz


Una tenue tela si es que cubría su cuerpo.

Su labios rojos decían cual era su arte.

Pero ese día a orillas del Nilo sólo le tocaba descansar. Era la celebración de Atum y el Faraón acababa de descargar en su honor. Ahora todos lo hacían.

Sólo podía esperar.

Anuncios

2 comentarios en “La felatriz

Los comentarios están cerrados.