La tregua


Es un instante de paz profunda en medio de una cruenta tempestad de deseos insatisfechos por largo tiempo.

Él la mantiene bajo su poder. Mientras ella se voltea para regalarse un beso.

Sus manos recorren el botín, la ha ganado.

Ella disfruta esas sensación de estar asi, quieta, como dominando a esa bestia firme que despertará en cualquier momento, cuando ella quiera.

Así es la tregua, un momento perfecto entre besos y caricias mimosas, antes del gran desenlace carnal.

Anuncios