11:11


Otra vez esa hora.

Juvenal no se despertaba, así que el Ángel pateó fuertemente la cama.

Juve despertó sobresaltado y miró el reloj.

11:11, siempre lo mismo. Algo le despertaba a esa hora.

Cuánto tiempo sería? Una, dos, no más de tres semanas.

Ya era bastante molesto.

Se levantó. Iría a revisar el Fundo. Total no tenía nada más que hacer a sus años.

Con un caminar cancino iba dejando sus huellas en el barro.

Algo inexplucable le hizo voltearse y pudo ver por un breve instante otro par de huellas a su lado, pero que desaparecieron muy rápido.

A pesar de lo raro que fue eso, se fijó en otra cosa… La casa de adobe estaba inclinada?

Tal vez sus ojos fallaban, así que pregunto y como nadie más parecía notarlo se consiguió una plomada y verificó su observación.

La casa había envejecido con él. Ya era tiempo de hacerle una buena mantención o desaparecería antes de tiempo y con suss moradores dicho sea de paso.

Al día siguiente Juve despertó a las 11:30, muy tranquilo dicho sea de paso.

Anuncios