Hay monstruos que comen monstruos


El monstruo que vivía bajo la cama quería comerse al niño que en ella dormía, pero no sabía cuáles eran las intensiones del clóset.

Anuncios