El Platillo Volador Steampunk


El aparetejo aterrizó de sopetón en el medio de la plaza.

La gente curiosa corrió a ver de qué se trataba.

Todos se sorprendieron a ver bajar a un hombrecillo gris, desnudo, pero con lentes, sobrero y bastón steampunk. Humeando con un puro mal habido.

El gris cortó unas ramas de árbol con su sable laser y luego volvió a la caldera de la nave, encendiendo el fuego con su mismo sable.

A penas el agua hirvió, el gris cerró la puerta a los curiosos y desapareció con velocidad hiperwarp.

Anuncios