Cathulhu


Cuando me regalaron a pussy cat noté algo raro pero no fue tan evidente como en los días venideros.

Sus bigotes se parecían a tentáculos y en la medida que fue creciendo más se tenculizaron.

Lo siguiente que me aterrorizó fue que no maullaba, sino que emitía un sonido que parecía lä, lä, lä…

Mi mujer dice que una noche se fue volando, porque de la espalda le salieron unas alas de murciélago.

Lo único cierto es que cuando hay luna llena aún escucho lä, lä, lä…

Anuncios