La última higiene bucal


Al cepillarse los dientes la luz se apagó.

A tientas, su mano recorrió la muralla hasta el interruptor, pero allí encontró otra mano.

Anuncios