Tanto tiempo perdido


Qué lejos han quedado aquellos años en que fuimos una familia, dónde eso que llamamos amor de padres era mi bálsamo. Ese Jardín del Edén hogareño.

El tiempo se ha encargado de robarse esos momentos, que sólo en mi memoria conservo.

Qué tiempos tan entrañables aquellos y qué poco futuro queda.

Anuncios