Una viajera del tiempo


Ella descubrió que para detener el tiempo y viajar a cualquier otro momento era suficiente no usar ropa interior bajo la falda y practucar buen facesitting.

Y lo logró.

Anuncios