Elohim-al-azif


Descubrir que estamos en un universo simulado para el goce perverso de un ente malévolo y sicópata, no tiene precio ni escapatoria.

Anuncios