Y no paraban de salir


Esa espinilla era cada día más grande, así que llegó el momento de extraerla.

Tenía una inmensa raíz, pero se movía. Era un gusano!

Anuncios