Las gemelas idénticas


Ana y María eran gemelas idénticas.

José era amigo de ambas, pero le gustaba María.

Ana estaba enamorada de a José y María no.

De alguna forma José siempre las diferenciaba.

Una tarde las gemelas tramaron un plan. Cuando José llegó ellas vestian muy diferente, Ana un vestido y María unos jeans. Al rato de conversar, ambas chicas desaprecieron y se intercambiaron de ropa.

Regresó sólo Ana, vestida cómo María, pero José no cayó en el engaño.

  • Cómo haces para diferenciarnos?
  • Pero es que no son iguales.
  • Somos idénticas.
  • No es cierto. Tu tienes ese lunar un tono más claro, tus cejas son un milímetro más delgadas y así.
  • De verdad esa es la diferencia y por eso no te gusto?
  • Qué? Ah, no, para nada. Es que no son iguales.
  • Explicame entonces cuál es la gran diferencia, y por qué yo no te gusto.
  • Es simple. María no quiere a nadie, y eso es li que quiero yo.
Anuncios