Curvosa


Ella es curvilínea y culposa.

Sí, es totalmente culpable de provocar el interés desmesurado de los grandes geómetras por sus aureas curvas. No hay compás que se resista.

Anuncios