El fino y delicado arte de abrazar a una mujer


No se puede tomar a la ligera, requiere de la preparación adecuada y la técnica correcta.

La ducha matinal es indispensable, con una afeitada perfecta, acompañada por el desodorante y perfume de rigor, aplicado dónde debe ir.

El corte de uñas también es recomendable con el debido pulimiento, para asegurarse de no lastimar su sensible piel ni menos sus préndas delicadas.

Siendo todo como debe ser, puede proceder a abrazarla hasta que sus pechos le lleguen a la espalda, sin que por ello se desorbiten sus ojos, eso sería de muy mal gusto.

Esto es todo un arte como ven.

Anuncios