El espejo de agua


En la vieja casona de mi abuelo se encontraba un espejo de agua que siempre me pareció espeluznante.

En una noche de San Juan, me atreví a cruzarlo de acuerdo a un viejo ritual.

Llegué directo al infierno.

Lamentablemente en el infierno no existen los espejos de agua y los que hay estan secos.

Así que no queda otra opción más que acostumbrarse a la nueva “casa”.

Anuncios