Perversa Luna de Hiel


La tradición… Sin matrimonio no hay sexo… Qué difícil fue encontrar una joven que compartiera mi tradición.

Ya en la Luna de Miel, en el dormitorio, nos tocó desvestirnos por primera vez.

Ella miró el bulto bajo mis boxers y me preguntó; Qué hay ahí?

Su mirada era inocente y llena de curiosidad.

Allí está la Caja de Pandora, le contesté; Ve y ábrela bajo tu propia responsabilidad.

Los espíritus del BDSM se liberaron sin más y fueron horas de locura e iluminación insanas, cuyas huellas luce con orgullo Mi sumisa.

Anuncios