Cáncer


Ni los ojos de papá, ni la sonrisa de mamá.

Cáncer, sin esperanza y sin piedad.

Los ojos tristes y la sonrisa perdida.

Cada latido es uno menos y cada respiración se acerca a la última.

Sólo en una pieza oscura, queriendo vivir y viendo con horror que eso ya no es posible.

Un dolor que no permite dormir, que sólo la locura calma.

Una vida de fantasía para escapar de la realidad pero que pronto viene a su fin.

La respiración es más lenta y el dolor más agudo, pero no más que la tristeza.

Querer vivir y no poder.

Qué fallará primero? El fuerte corazón o la débil respiración?

Ya no hay tiempo, sólo dolor.

Un último adiós a la vida y un inmenso túnel negro con una pequeña luz al final, llamada última esperanza.

Anuncios

4 comentarios en “Cáncer

  1. Quería ser perro, o ser gato; creyendo que los animales no tienen conciencia de su propia muerte, y esa era la ventaja que gozaban a cambio de ser la raza dominada. Ya no, porque seguramente estaba equivocado.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.