Una tarde roja


El Hada de las Nubes se sentó a descansar en el acceso de la turbina del Boeing.

Qué lamentable. Era muy sexy.

Anuncios

2 comentarios en “Una tarde roja

Los comentarios están cerrados.