Adiós a los piropos


Todo este problema comenzó en Sodoma, cuando dijeron: parece que se abrió el Cielo y se cayó un angelito. Luego ese angelito fue a acusarlos al Jefe que dijo: Es acoso! Mira como te dejaron. Desde entonces los piropos son mal vistos. Es mejor callárselos, no vaya a caernos azufre.

Anuncios

6 comentarios en “Adiós a los piropos

  1. Te cuento un secreto… Hace unos mil trescientos años, aproximadamente, trabaje de obrero, esto es cierto, y cuando salíamos a tomar un poco de sol después de almorzar, para descansar los últimos minutos antes de volver a la faena, los viejos piropeaban para reírse un poco antes de volver al infierno… Honestamente a ninguna nos interesaba nada más que reirnos… Bueno, es sólo un ejemplo veridico, de algo que ahora está muy mal y debemos castigar duramente, venga ya, traigan ese azufre!

    Le gusta a 2 personas

Los comentarios están cerrados.