Teman al agua viva, o no


Ella, incauta, tal vez un poco ingenua, tomaba su tradicional baño de tina, mientras esa agua libidinosa la recorría palmo a palmo, intersticio a intersticio, pliegue por pliegue, haciéndola humedecer a su voluntad.
Esa agua estaba muy viva, más que los demás.

Anuncios

4 comentarios en “Teman al agua viva, o no

Los comentarios están cerrados.