Una braga por cuatro tampax


– Cuánto llevamos juntos?
– Como un mes…
– Sí, entonces, cuando piensas devolverme mis bragas?
– Yo? Y para qué las quiero si te tengo en directo?

El Duende Fetichista estaba en éxtasis total, esas bragas feromonizadas se vendían muy bien en los rincones oscuros.

Anuncios