Lo de arriba no siempre es mejor que lo de abajo, oíste Hermes?


El maridaje perfecto entre tus mieles y mis ganas.
El ensamblaje perfecto de lo nuestro.
Esa redondez entre nuestras bocas.
Los tonos que dejan nuestras delicias en ese espacio minúsculo entre tú y yo.
Y el amarilliento Cielo que muere de celos por nosotros dos en uno.

Anuncios