Amnesia


Dejar en el Cielo las memorias,

necesario es para nacer.

Viajar liviano necesitamos al respirar

y de a poco beber los dulces y también amargos souvenirs,

como si fueran flores de jacintos, narcisos y lotos.

Será nuestra mochila pesada la que nos canse la vida,

así que es mejor regalar que tomar.

Pero al fin,

ya cansados de tanto vivir,

agotados de tanto tiempo pasado y sus memorias,

dormiremos la última noche solos,

la gran noche oscura y muda.

Qué Bellos recuerdos nos esperarán,

llamándonos desde el otro lado del túnel de esta Amnesia.

Anuncios