Ánima


Bosque frío y lluvioso

que en noche de Luna llena me llevas

hasta ver por fin a la bella damisela.

Allá desde el otro lado del río me llama, me necesita, me desean sus pechos y su vientre.

Bósque misterioso cuál es tu voluntad?

Mis ropas caen sin cesar y nado contra las gélidas corrientes

pero ella sólo ríe y ulula con sus inmensos ojos selenitas

y la corriente me aleja de su nido

hundiendome en su abismo, en tu oscuridad más temida.

Anuncios