Exploraciones digitales y analógicas


Ya sabes, ya lo sabes, mis dedos son los grandes exploradores de tu cuerpo, tanto es así que bien podríamos decir que conocen hasta tu alma.

Y qué decir de esas noches bajo las estrellas de tus sábanas, donde casi perdidos, encontraron su refugio entre tus encantos, rinconcillos perfectos para descansar y merendar.

Ah, pero las otras exploraciones, esas sí que son tema para nuevas líricas de canciones, las tuyas? las mías? las nuestras?

Cuántas exploraciones nos dejan las noches de verano?

Las suicientes para persistir incluso entre fatigas y sequías, pues si no hay de una habrá de la otra.

Anuncios